BioSejo

esto es —como [casi] diría Voet,D. et al. en el subtítulo de su libro de bioquímica— "Mi Vida a Nivel Molecular"… blog de sejo con colaboración de la sejoina, la sejosa, la sejasa, el sejinTriFosfato, y otras c-osas y cos-inas más

“Pues nada”, me siento algo perdido en el mundo. No sé qué hacer de mi futuro, no sé qué debería hacer ahorita con el fin de estar preparado para mi futuro.

Me siento algo culpable por dedicarle tanto tiempo a la danza siendo que [todavía] no soy tan bueno, o bueno, que se supone que en sí nunca podré ser demasiado bueno como la gente que está en esto desde pequeña. En teoría estaría “perdiendo mi tiempo”. Lo que sí es que me gusta mucho a pesar de eso. Como sea, siento que me hace dedicarle menos tiempo a “lo que debería”, la ingeniería, la ciencia y similares.

El problema es que no estoy muy motivado en cuanto a mis estudios. Y eso está dado por lo que dije al principio, no sé qué es lo que quiero.

Sé que esto es algo momentáneo dado por el cansancio o cosas así. Pero bueno, deja salir a la luz problemas de mi interior…

🙂

Skyscraper – Demi Lovato

Go on and try to tear me down, I will be rising from the ground like a skyscraper

Hoy fue un buen día. En la audición (o re-audición) para la Compañía de Danza Actual, bailé un solo de danza contemporánea con la canción de arriba, Skyscraper de Demi Lovato. Desde que la escuché me pareció muy emotiva y me hizo llorar, y cuando el lunes se nos dijo que el miércoles en la tarde teníamos que audicionar con un solo, supe que esa era la canción indicada.

Fue increíble poder sacar muchos sentimientos bailando frente a todos, y fue aún mejor recibir un abrazo de Beto felicitándome y diciendo que lo había hecho llorar. Me dijo que siguiera así…

Reflexiono al respecto.

Una amiga twittera audicionó para el Ensamble Vocal pero según ella no le fue bien y alcanzó a ver un tache en su nombre. Yo pienso que ella canta bien. Ella dice que ya no audicionará para nada, que se dio cuenta que realmente no es buena en algo que creía, que en cuestiones de arte se tiene o no talento. Eso me pone a pensar…

Según entiendo, el talento es la habilidad para realizar cierta actividad con facilidad. Algunos sostienen que se nace con él, yo supongo que sí ha de depender de una cuestión física y biológica (por lo menos predisposición), pero que también incluye factores circunstanciales de la historia de vida. Sea como sea, se podría decir que no con cuestiones que dependan de la persona en cuestión. Sin embargo, eso no garantiza que el sujeto se desempeñará en la actividad, que será bueno o que en sí la disfrutará.

Encuentro más valioso -en personas con o sin “talento”- el corazón o la pasión que se le pone a una actividad. Probablemente lo apoyo porque baso mi avance en eso, en la idea de que cualquiera con suficientes ganas y dedicación puede hacer lo que quiera.

A mí me encanta la danza en todos los sentidos. A finales del 2009 decidí que quería entrar a Danza Actual. En enero 2010 traté de entrar a los talleres de hip hop avanzados y de jazz intermedios, mas me batearon de los dos. Tomé otro taller. Obviamente se siente feo el rechazo, pero simplemente no concibo la idea de rendirse cuando se busca algo solo porque otras personas lo dicen. En verano mi decisión de entrar al grupo tomó mucho más fuerza. Tomé clases en el Tec y fuera. Iniciando el semestre de agosto me dijeron que fuera a audicionar, yo no estaba convencido porque no me sentía con el nivel. Audicioné y no entré al grupo. El camino no es fácil. Se siente bien demostrar a las personas que estaban equivocadas respecto a tí. De nuevo tomé varios talleres. En enero 2011 audicioné y ahora sí entré a Danza Actual. No hay que estancarse, hay que buscar siempre mejorar  y siempre tener mayores metas. Estoy en eso… (y sé que todavía me falta bastante)

Hoy en mi clase de Ingeniería de Control (es en inglés, entonces es Automatic Control Engineering) el profesor comentaba sobre un trabajo que consistiera en ver un termómetro y mover una válvula para hacer que el termómetro siempre indicara un número establecido. Nos habló sobre cómo sería mejor un sistema de control automático. Agregó que un humano da para mucho más que para estar ocho horas sentado ajustando una válvula para que la temperatura de cierto recipiente se mantuviera igual. Estoy totalmente de acuerdo. Mi animal favorito es el humano por esa capacidad de crecer, de reinventarse, de poder hacer lo que quiera (siempre y cuando lo quiera de verdad.)

Este es un texto divulgativo del estado de mi mente (?). No busco sostener (y defender) una tesis. Sé que está desordenado y sin estructura. Solo satisfago mi necesidad de expresión.

Venía en el coche encerrado en la lluvia y granizo, y se me ocurrió escribir en el blog sobre mi día.

Ahora estoy en casa demasiado cansado. En la noche de ayer no pude dormir por la emoción de regresar a clases, de la audición a Danza Actual, la función del Huapango que tendríamos. Contra el insomnio probé contar (llegué hasta 500 y luego ya no pude regresar porque divagaba), tomar leche caliente (me lo han recomendado y otras veces ha funcionado), tratar de relajarme. No sé hasta qué hora habré estado luchando, solo sé que hasta intenté invertirme en mi cama. El ruidoso despertador en la mañana me sobresaltó y yo choqué contra la pared pensando que de ese lado tenía que ir a apagarlo…

En la audición me sentí raro. Me gustó regresar a bailar pero a la vez me sentí muy chafa, como si no pudiera hacer lo que se necesitaba. También me cansé un buen. Sumado con el cansancio, después estaba un poco de mal humor. La función del Huapango me hizo sentir mejor (aunque tuve un pequeño error que ya había cometido en algún ensayo)

Ya me cansé de escribir jajaja… pero bueno, después ya me puse mejor viendo a mis amigos y teniendo mi primera clase de ballet como tal. Me gusta tener todavía mucho por aprender. Por otro lado, tuve mi primer clase académica del semestre y el asunto se ve interesante, mi meta es ñoñear jaja 😛

Ahorita me siento bien pero de verdad muuuuy cansado, espero caer en el sueño rápidamente. Podré dormir “mucho” pues entro tarde a clases mañana.

Pfff, ¡vaya día que fue hoy (ayer, miércoles… ya me tardé en escribir esto jaja)! Y como no pude twittear mucho a lo largo del día, me quedé con las ganas de comentar muchas cosas que sería spamoso recopilar en una sucesión de twitts…

Pensé, “esto sería bueno para escribir en un post de blog… OH, SÍ TENGO UN BLOG” así que aquí estamos…

Hace rato fue la función -la Gala, le dicen- de los Grupos Representativos de Danza del Tec CCM, es decir la Compañía de Danza Flamenca, el Grupo Representativo de Danza Actual y la Compañía de Danza Folklórica Mexicana, y no ma, ¡QUÉ GENIALIDAD!

La presesentación de Flamenco, con mi amiguita tuitera @ParfumInterdit, me pareció hermosa. Otras veces las presentaciones de Flamenco se me hacían algo “meh”, ahora sí lo disfruté demasiado, sigo sin saber explicar por qué… los colores, la actitud, la forma… no sé, pero mis respetos

Después vino Danza Actual. Ya saben que soy muy fan de ellos… Además, la noche de hoy era especial porque el grandiosísimo Chucho (Jesús Velasco Mondragón, @djesusD) se gradúa este semestre, y por tanto en este evento se despedía de ese grupo representativo… Si ya de por sí es bellísimo ver a ese grupo representativo presentarse, en el caso de Chucho fue demasiado emotivo verlo bailar con Gaby, en el Hip Hop, en la toda chida que no me sé el nombre de la canción, en su solo, y en la de Carol of the Bells… casi lloro jaja… de verdad es un genio…

Como paréntesis, hace poco él “reconoció mi existencia” jajaja (lo que me recuerda que @betino500 lo hizo estos días jaja) es decir ya nos habíamos saludado “y así”, pero hoy después de la función que lo ví y quise felicitarlo, me starstruckeé totalmente y sólo le pude decir “felicidades… genial… inspiración…” jajaja cuando quise decirle algo como “eres genial y una gran fuente de inspiración” 😛

A continuación siguió Danza Folklórica, con el super @laloee, @wendy_neria, y la privilegiada voz de @RbkCastillejos… no pude verla completa porque tuve que ayudar con cosas staffosas, pero lo que ví, en combinación con el monólogo de Lalo al final de la obra de teatro del repre [de teatro], tocó mis fibras nacionalistas, y eso me agradó bastante 🙂

En la Gala hasta tocó que nos presentaran a los de Staff, muy gracioso e inesperado jajaja… sólo quiero hacer el disclaimer que hice en twitter: esta semana de la cultura nosotros no hicimos producción de las funciones de danza, así que los fails que han habido no han sido nuestra culpa 😛

Y bueno, ya que los monólogos salieron al tema, el de Lalo me gustó un buen, me emocionó bastante… Para el de @syrenna, @soywakko me predispuso con su tuit de “El monólogo de Fernanda me llamó la atención, pero creo que soy robot y no le entendí”, o es que yo también soy robot, y yo tampoco entendí jejeje…

¿Y qué hubo enmedio de los dos? la obra Usted Tiene Ojos de Mujer Fatal, presentada por el Grupo Representativo de Teatro con la genalísima @ferxc [que casi me hace llorar cuando la saludé acabando la obra y pasó de largo jajaja… en ese momento la medio-perdoné pues pensé que estaba en mood de diva… más tarde que la ví y SÍ me saludó, la terminé de perdonar porque 1) supuse que se le va la onda, 2) es muy chida], @Pabstart con quien tuve #EncuentroTwittero este lunes, Rebeca (de nuevo), Gaby (de nuevo jaja, [antes en Danza Actual.. aunque cronológicamente fue después]), y otros que no me sé [todavía] sus nombres ni usernames… La obra me gustó mucho, esos muchachos sí le saben 😀

Para la obra y luego la función de los repres de danza, tenía que ir “uniformado” de Staff, con jeans y playera negra, con la sorpresa de haber olvidado la playera negra… entonces hubo que conseguir una, y pedirle a @edgagar (quien fuera asistido por @ThelmaPR) que le pintara algún diseño cool, y así fue, ¡muchas gracias dude!

Previamente tuve mis funciones en Canchas y en CEDETEC… no sé si por el horario o por lacredad-lacrez, las Canchas ahora se llenaron menos que ayer (y ayer estaban poco llenas)… lo que me consuela es pensar en que ayer me enteré que la función de clausura de las 21:00 ya está sold out… entonces al menos ahí sí podré saber qué se siente bailar frente a mil personas jajaja

También estuve un rato con @hildaloru viendo los bailes de salón, y pudimos ver cómo bailan @sajornet, @rosantost, @xacks, @CalcetinMorado, y otros jeje

En la mañana tuve clase de Redes, pero comparada con todas esas otras cosas, pierde un poco de chiste contarla 😛

Ahorita estoy escuchando What a Feeling , y Maniac , del soundtrack de Flashdance… la verdad me traen muy buenos recuerdos de esta semana, jeje 😀

Se piden disculpas por probables errores de redacción y/o ortografía, estoy luchando contra el cansancio para poder terminar de escribir esto jaja… Ah, y por si no era obvio, soy más extrovertido escribiendo que hablando… pero estoy trabajando en eso, eh

14:30 hrs, 23 de diciembre de 2008. Carretera, entre Morelia y Guadalajara. Mi familia y yo nos dirigíamos a donde pasaremos unos días de vacaciones. Yo iba conduciendo, en carretera por primera vez en mi vida, después de que mi papá me estuviera explicando varias cosas al respecto unos minutos antes cuando yo estaba de copiloto. Traía lentes oscuros y unos guantes de ciclismo. El paisaje estaba agradable, y noté que manejando por ahí no es tan fácil notar la velocidad a la que uno va. Mi papá me comentaba acerca de manejar casnado…

Unos vidrios en el suelo. Mis papás me advirtieron que tuviera cuidado. Metros más adelante, después de una curva y una bajada, vimos una obstrucción en la carretera, como un retén militar. Empecé a bajar la velocidad, me dijeron que frenara más. Nos acercamos mientras acelerábamos negativamente. Un hombre con una tela roja nos dijo que nos detuviéramos. Enfrente de nosotros había una pickup blanca descansando en el suelo con diversos daños. El suelo estaba tapizado de muchos objetos que al parecer estaban dentro del vehículo, me llamó la atención ver en el suelo platos blancos con flores. Al fondo se veía un par de personas rodeando a lo que parece ser un niño tirado, tenía sangre, y en el pavimento había un poco más de este líquido.

– Vas a bajarte? – preguntó mi hermano

– Sí

Ya tenía las luces intermitentes encendidas, detuve por completo el coche en el carril de la izquierda, que era donde estaba el niño. La pickup estaba en el carril de la derecha (sólo eran dos), y quedaba un pequeño espacio del acotamiento en la derecha.  No traía mi botiquín, pero sí mi bolsita con guantes de látex que siempre traigo. Dejé mis guantes de ciclismo, me bajé del coche y me puse los de latex mientras caminaba hacia el niño. Mis papás se encargarían de abanderar y dirigir el tráfico.

La pickup estaba a mi parecer destruida. Todo indicaba que chocó del lado derecho con el borde de rocas de la carretera. Se haya volteado o no, se hizo bastante daño. Seguí avanzando hacia el niño.

Había dos hombres sin playera, uno con su playera rodeando su antebrazo derecho, y otro con abrasiones en su espalda abrazando y hablando al niǹo. Además habían otras personas tratando de ayudar que venían de los carriles de la carretera en el sentido contrario al que veníamos. El niño lloraba. Me acerqué, me presenté, pregunté sus nombres y si podía ayudarlos. El niño tenía sangre en su frente, en su nariz, y en diferentes lugares puntuales de su cuerpo. Tenía la vía aérea abierta, ventilaba tan bien como se lo permitía el estar llorando sin gritar, el pulso se sentía rápido. En un principio no respondía, sólo lloraba, y el adulto que estaba con él trataba de animarlo, ignorando todo lo demás que sucedía a su alrededor.  No habían fracturas, sólo dos golpes en la frente, y raspones en todo su cuerpo. Después de un rato obtuve su nombre y su edad: 10 años. El hombre lo detenía como si estuviera sentado, ayudé a colocarlo en posición supina inmovilizando su cabeza, varias personas pusieron telas abajo y lo taparon porque el viento estaba frío. Revisé sus pupilas con ayuda de la luz natural: isocóricas normorrefléxicas, aunque la frente del lado derecho se empezaba a hinchar y no le permitía abrir ese ojo totalmente. Le quité un zapato para revisar en su pie su pulso, ya que sus brazos le dolían. Como parecía estar estable, pasé con el paciente que tenía su antebrazo cubierto.

Estaba confundido, mareado. Decía haberse hecho una cortada en el brazo, sangrante, y por eso se había amarrado su playera alrededor. Revisé, ya no sangraba más, pero le dejamos ese “vendaje” compresivo. A pesar de su estado, más o menos respondía. Me dijo que él estaba manejando, se durmió, no supo qué pasó, y al despertar se encontró en esa situación. Su compañero adulto y él iban con el cinturón de seguridad puesto, pero no su sobrino, que iba sentado enmedio de los dos, y salió proyectado por el parabrisas. Este paciente estaba estable pero confundido. Seguí reevaluandolos constantemente.

Mientras, la gente ya había llamado varias veces por una ambulancia. Mi mamá controlaba el tráfico para que los coches pasaran por el reducido espacio, donde tenían que bajarse un poco a la cuneta del borde. Varios camiones y trailers se fueron acumulando atrás porque ellos no pasaban, esto lo coordinaba mi papá. De los coches que pasaban, varios simplemente se seguían, otros se detenían a ver y mi mamá (y a veces yo) les gritaba que avanzaran, y otros nos agradecían. Para esto, varias personas que se habían bajado de sus coches, ayudaron a recoger las cosas que habían estado en el suelo.

Una joven se llevó en su auto al conductor, se ofreció a llevar a los demás, pero varias personas -no sólo yo, lo cual me pareció bueno-, dijimos que para llevarnos al niño necesitaríamos una tabla rígida para evitar más lesiones de columna.

En un momento llegó una familia, la madre, el padre y el joven hijo (más joven que yo), con cabello chino y largo. Llegaron porque en su coche traían una bolsa-válvula-mascarilla y querían ver si nos era de utilidad. Les dije que afortunadamente todavía no, porque todos estaban ventilando por su cuenta. Pregunté si sabían de primeros auxilios, me dijeron que no, pero traían eso, y querían saber si podían ayudar. En ese momento ya no había mucho que hacer. Como sea, el joven preguntaba a los automóviles que pasaban si tenían botiquín. Consiguió que una camioneta de valores se detuviera y que los tripulantes nos prestaran algodón y alcohol que traían. En el momento no fue útil, pero me pareció bueno el gesto.

Después de un rato que pareció eterno, llegó la ambulancia por los carriles del lado contrario a donde estaba la colisión (nótese, no acccidente). Se bajaron dos paramédicos. Yo ya había estado pensando cómo presentarles a los pacientes, sus lesiones, lo que había pasado, cómo habían ido evolucionando. Llegó uno de ellos, con guantes, no me dejó hablar, quitó a todos de alrededor del niño, pasó una pierna por encima del paciente, y parado encima de él, lo evaluó, hablándole como si lo regañara. Decidió ponerle un collarín, y como no traían collarines de ese tamaño, decidió ponerle una sudadera. Ofrecí mi ayuda, y la aceptó, me pidió que metiera la sudadera mientras él hacía una pobre inmovilización de cabeza. Ya que pusimos el sustituto de collarín, le dije que yo iba a detener la cabeza, y ahí me quedé. Le dijo a su asistente que hiciera una rápida exploración física. El asistente no traía guantes, y al parecer estaba aprendiendo empíricamente a ser un paramédico. Encontraron igual que yo que al niño le dolía un brazo, mas yo había visto que sólo era una herida más profunda, no sangrante. El paramédico con guantes decidió ponerle una férula neumática, y para ponérsela en el brazo, lo levantó de la mano sin detener nada más, procedimiento que habría sido horrible si hubiera habido una fractura real. Luego decidieron empaquetarlo en su tabla rígida pediátrica con ayuda de otras dos personas. Pusieron la araña, luego los head holders, y el asistente puso la banda que va en la frente de tal forma que no detenía a la frente. Pedí la ayuda de una persona para que detuviera los head holders mientras yo colocaba correctamente la banda. Ya empaquetado, me sorprendieron al pedir la ayuda de dos personas más para cargar a esa ligera tabla y persona.

Como ir a la ambulancia implicaría cruzar la carretera, y los paramédicos no tomaron su equipo, lo tomé y me fui atrás de ellos. Personas ayudaron a detener a una camioneta para poder cruzar. Subieron la tabla directo al carro camilla arriba de la ambulancia, y vi que en los asientos/cama de al lado, estaba el paciente que minutos atrás se había llevado la joven. Al adulto que estaba cuidando al niño (era su tío), lo pusieron en otro asiento. Les di su equipo, me despedí del niño, el paramédico de guantes me agradeció.

Así, entre 30 y 40 minutos después de que me bajé del coche después de haber manejado por primera vez en carretera, acabó mi primera atención de esa magnitud, donde haber traido guantes siempre conmigo rindió sus frutos.

Obviamente mi atención no fue perfecta, hubieron varios errores. No tenía experiencia real en ese sentido (pero sí mi excelente preparación en mi curso de Técnico en Urgencias Médicas Básico con Urgemed, y el plus del curso PHTLS [PreHospital Trauma Life Support]), y además, estaba yo solo y sin equipo. Como sea, acabando supe que di de mi lo más que pude y que la situación me permitió; y me dieron muchas ganas de seguir en estos asuntos, mejorando y aprendiendo en cada caso y paciente.

Estuvo intenso, pero se siente genial saber y poder ayudar.