BioSejo

esto es —como [casi] diría Voet,D. et al. en el subtítulo de su libro de bioquímica— "Mi Vida a Nivel Molecular"… blog de sejo con colaboración de la sejoina, la sejosa, la sejasa, el sejinTriFosfato, y otras c-osas y cos-inas más

Hace unos meses hubo un cambio de diseño, formato y opciones en Facebook. Para fines de este post, diremos que Facebook pasó de ser la versión A a la versión B. Sucedió el cambio, mucha gente se quejó y trató de revertir el cambio.

Estos días hubo un nuevo cambio. De la versión B a la C, digamos. Y la gente se queja y pide revertir la modificación.

Ahora, yo me pregunto, basado en mi observación de que los que se quejaron del primer cambio son en general los mismos que los que se quejan del segundo: ¿a cuál versión quieren regresar? ¿a la versión A? No, me parece que quieren regresar a la versión B, de la cual se quejaron inicialmente. ¿Quieren tener de nuevo la versión B porque vieron que no pueden regresar a la versión A? O más bien por necesidad aprendieron a usar y gustar de la versión B, se acostumbraron a ella a pesar de sus quejas iniciales, supieron cómo sacarle provecho a las novedades que ofrecía, y ahora la defienden porque no quieren sentirse fuera de lugar de nuevo.

Si ese último es el caso, mi “atrevida” inferencia es que dado que no se revertirá el cambio, esta gente que se queja aprenderá a usar y gustar de la versión C, y se acostumbrará a ella. Si es así (y pienso que sí), entonces me pregunto para qué demonios la necesidad de las quejas amargas y de llenar la News Feed de mala vibra, siendo que no es un cambio que se hace con el fin de molestar a la gente, sino de permitir una mayor y más amplia comunicación entre las personas [1,2]. Será gracioso que en el cambio de la versión C a la D (¡Sí, en algún momento sucederá ese otro cambio!), las personas se sigan quejando sin darse cuenta de que 1) sólo gastan energía en procesos negativos y estresantes (y por lo tanto no sanos [citation needed]), y 2) en algún momento terminan usando, aprovechando, gustando, y defendiendo a la nueva versión.

Por otro lado está el asunto de agradecer y disfrutar la vida. ¡Tenemos la gran oportunidad de comunicarnos y compartir nuestras vidas a través de ese sitio! ¡Disfrutemoslo y aprovechémoslo en lugar de amargarnos por nimiedades!

Diría que hay que escribir un libro sobre las actitudes ante el cambio, pero me parece que ya existe y se llama ¿Quién se ha llevado mi queso?. No lo recuerdo bien, pero tengo la impresión que es una lectura recomendada para aquellos Facebook-reaccionarios 🙂

Saludos