BioSejo

esto es —como [casi] diría Voet,D. et al. en el subtítulo de su libro de bioquímica— "Mi Vida a Nivel Molecular"… blog de sejo con colaboración de la sejoina, la sejosa, la sejasa, el sejinTriFosfato, y otras c-osas y cos-inas más

Mientras se corre todo es posible. Puede ser cansado y doloroso pero justo al terminar es cuando más se sufre. Es despertar o salir de ese mundo, dejar sentir el ahogamiento que estabas sobrellevando con destreza. Y uno se opone a hacer la siguiente repetición y otro se opone a ese uno y al final ganamos porque crecemos enfrentándonos.

Hoy hablamos de cómo, por más mentalizado que se esté para la competencia o entreno, al dar los primeros pasos y sentir la realidad de la circunstancia, uno se percibe incapaz o imposibilitado. Los deseos de llegar, invocados desde todos los lugares que se puedan, avivan el ánimo para luchar.

Y algo así nos pasa ahora, nos dijeron que venía un camino difícil y grandes pruebas. Y ya empiezan a llegar los golpes, unos ni siquiera imaginados. El saber que estamos en  crisis  y que algo así sucedería, y el agarrarse fuertemente de lo que nos une y de lo que nos llevó en primer lugar a meternos a esta aventura, es lo que nos da seguridad y confianza dentro de la turbulencia. Crisis de la que saldremos airosos pero seguramente transformados (y eso que es la crisis para apenas iniciar la transformación por la que luchamos), y cada vez más unidos.

Por otro lado, la reflexión sobre los apoyos incondicionales que son los que valen la pena. Si solo te apoyarán cuando estés haciendo exactamente lo que ellos quieren, entonces no es un apoyo que realmente hay que tenerse.

Listos para aumentar la velocidad.

No Comments :(