BioSejo

esto es —como [casi] diría Voet,D. et al. en el subtítulo de su libro de bioquímica— "Mi Vida a Nivel Molecular"… blog de sejo con colaboración de la sejoina, la sejosa, la sejasa, el sejinTriFosfato, y otras c-osas y cos-inas más

Clase de Escritura,
¿qué tan mala podría resultar?
Pienso que el profe es bueno
(y no es por hacerle la barba).
A mí me agrada escribir,
el problema
viene cuando yo me bloqueo
y ya no sé
sobre qué ni cómo redactar.
Hoy nos pidió un poema:
no supe qué hacer.
Cuento sílabas,
y mientras me pregunto
cómo debo hacerlo
ya sea en español
or english.
¿Y qué tal si empiezo a jugar?
El poema puede hablar sobre sí mismo,
self-reference, they say.
Mira, en total hay treinta y tres versos,
acá siete sílabas,
five syllables here.
Veintidós líneas arriba,
nueve quedan abajo.
Sin darme cuenta,
escribí muchas palabras,
exactamente
ciento cuarenta y tres, y muchas letras:
seiscientas treinta y una.
Creo que este vendría siendo el final,
me entretuve un rato
pero puedo decir: I’m still alive!
(This is the last line).

 

Esto lo entregué el 16 de agosto de 2012 para la materia de Escritura Creativa con Guillermo Espinosa. La idea era coverear el poema Clases de Francisco Hinojosa, ya fuera en métrica, temática, estilo…

El profesor me envió el siguiente comentario:

Estimado José Manuel, buen trabajo. Me gustó mucho el giro que le diste al poema de Hinojosa. De hecho hay toda una tradición de poemas que narran su propia construcción (busca en google “Un soneto me manda hacer Violante”, de Lope de Vega, para que veas el mejor ejemplo). Sólo te sugeriría que trabajaras más en el ritmo, en la cadencia, las rimas (que deben ser muy discretas). Con ello tu poema crecería mucho. Pero muy bien. Tu nota es 90, enhorabuena. Saludos

qué es eso que se quiere, qué es eso que no se quiere.

Aquí me hallo, allá me hallaba. Qué hacer con esta cantidad toneladezca de sueño.

¿Sobreviviremos?

La vida cambia. O sentimos que lo hace, seguro ni pasa nada. Escritura creativa, ¿será?

¿será? ¿cera, ah?

Cuál punch. ¿Había punch? ¿por qué pensar en el pasado? ¿por qué pensar en el futuro? ¿ahorita pienso en el ahorita, en laurita?

Eventos que marcan quién soy. O quién soy que marcó esos eventos. Yo me defino. Qué fino.

Exploración, investigación. Equivocarse hasta que deje de ser un error.

Al fin no hay camino correcto, hay camino cómodo. Cómono. Qué mono.

Experiencias faltantes pero otras sobrantes. Nadie tiene nada, todos tienen lo suyo.

Loshoyos.

Es agosto. ¿y mi celular?

Me hablan chateando. Me esperaré a responder. Resistir la desesperación. Aunque igual nos dejamos hablando solos involuntariamente. Sinvoluntariamente.

Viviendo a partir el pastel de cumpleaños. Qué digo. Qué no digo.

Cerrar los ojos y escribir. El teclado está en mí. Yo estoy en el teclado. Puedo escbribir, dejar que los pensamientos sucedan, ¿cuestionarme? el punto es seguir escribiendo. O eso creo. La luz atraviesa los párpados. Los finos párpados traslúcidos jaja, como “escritor”.

Novatos.

Ser uno mismo. Seguir con los ojos cerrados. Ser ciego, ¿será?

Respirar, sentir el cuello adolorido, dejar que esto siga su flujo. Cuál flujo. El que tú tienes por ahí.

Pausa. Comezón.

C+omo son.

Entreabrir los ojos para ver que esté ubicado. ¿Y si no estoy escribiendo algo entendible? ¿haría un programa para descifrarlo?

Nah.

Na nada. Hada Verdura.

Qué es esto que hago. Qué es esto que no hago….

¿cuándo terminará? no me quiero quedar dormido

¿cuál sería la última letra escrita si me quedara dormido?

¿me quedaría a mitad de la frase o sí concluiría? ¿podría escribiri soñando?

ahorita estoy entre sueos. Apoyado en mi hombro. No tú, yo apoyado en mi hombro.

Respirando, suspirando. Pensando en tí. Aunque ti sea nadie. Y aunque ti no lleve acento, duh.

Esto es divertido.

Sigo respirando profundo. Con la cabeza chueca siento que me enchueco.

Por qué pienso en “voz alta” lo que estoy escribiendo en vez de solo escribirlo y yaaa.

Qué está pasando. Pasas de pasas. Te posas conmigo.

Pesa pasas. Pozo.

Profundidad. Qué profundo escribiendo así.

Estoy perdiendo consciencia del teclado. Ya no sé qué pedo. Pero lo tengo bien grabado en mí. Ya debería acabar. O no, no acabar nunbnca, seguir hasta que la vida acabe, seguir con los ojos cerrados, seguir ciego y explorar el mundo así mientras escribo con los ojos cerrados y veo mi mundo interior y mis dedos escriben lo que pienso y también un poco de lo que no pienso y ya no sé qué digo ni sé qué no digo. Uy sí, muy interesante.

Todo se lo debo a las deudas. Las deudas me las deben a mí.

Ir al cine. Sin tí. Que ti no lleva acento. ¿O sí?

Ya no sé

Dormir. é. jaja

Comezón de nuevo, ahora en la oreja. Oigo la comezón, viene hacia mí, no me deja. ¿Interrumpiré lo que escribo?

Ya me rasqué. Ya me desubiqué. Pausa. La energía se me fue.

Mi cuerpo se duerme. Me hubiera quedado interrumpido la idea. No la palabra. Los errores ortográficos debido a la falta de coordinación mientras mi mente trata de entrar a soñar y descansar. Y no he visto lo que me dicen en el celular. Aaa qué cosas.

Intensez everywhere. Patrones.

Adiós por ahora.