BioSejo

esto es —como [casi] diría Voet,D. et al. en el subtítulo de su libro de bioquímica— "Mi Vida a Nivel Molecular"… blog de sejo con colaboración de la sejoina, la sejosa, la sejasa, el sejinTriFosfato, y otras c-osas y cos-inas más

Soñé que ya era el regreso a clases pero tenía materias de ITS más avanzadas o de IMD que no debiera llevar en el momento. Cuando llegaba al salón de algo que en este momento pienso que era “análisis de señales y sistemas” (en el sueño tenía otro nombre), veía que el profesor estaba escribiendo los lineamientos de curso usando XML.

Luego, para matemáticas, nos llevaban a mi primaria, a tomar una clase con los de 4°, 5° y 6°. Esto con el fin de que viéramos las formas que utilizaban ellos para resolver un tipo de problemas. A fin de cuentas los resolvían con matrices, para la sorpresa de Dante y yo.

Reblog this post [with Zemanta]

Abstract (lo que la mayoría sólo quiere y va a leer jeje): Me cambio a ITS porque llegué a la conclusión de que ahí obtendré mayor profundidad  y diversidad en el conocimiento y habilidades ingenieriles que quiero tener para después aplicar en la neurociencia. La parte “bio” posible más relevante ya la tomé, y es mejor formar primero las bases cuantitativas-ingenieriles y después obtener los conceptos teóricos biológicos que vayan a ser necesarios. Pienso complementar mi carrera con actividades de investigación variada (en cuanto al punto de vista) pero enfocada a neuro. Todo esto basado en pláticas conmigo, con mi familia, con algunos amigos, con los directores de carrera, y con estudiantes de posgrado del MIT.

Read the rest of this entry »

Retomando el post de ayer, aquí iré escribiendo síntesis de las diferentes respuestas que he ido (y seguiré, supongo) recibiendo. Esto con el fin de compartirles mi experiencia, y para irme ayudando a analizar los datos jeje.

La metodología de enviado fue la siguiente: primeros 30 mails enviados a las 19:03 horas, los siguientes 30 mails a las 20:06, y los últimos 42 (¡sí, 42!) a las 21:10, todo del 19 de junio de 2009.

Este es el correo que envié (está en función de X, donde X es el primer nombre del estudiante). Gracias a Mariana G., Ruth J. y Martha V. por su ayuda:

Read the rest of this entry »

Rendering of human brain.
Image via Wikipedia

En esta ocasión, me ha tocado querer cambiarme de Ingeniería Biomédica (IMD) a Ingeniería en Telecomunicaciones y Sistemas Electrónicos (ITS) en el Tec. ¿Por qué? Por pensar que en ITS puedo recibir una formación ingenieril más completa, con herramientas interesantes que podría aplicar en las Neurociencias (que estoy convencido que son mi “fin último”, y todo lo que haga debe llevarme ahí).

Hablé con algunas personas pertinentes, llevándome a no saber si conviene “sacrificar” la relativa formación y el enfoque biológicos de IMD por mayor profundidad en herramientas de ingeniería electrónica y matemáticas. Me hicieron ver que conviene saber específicamente a qué me quiero dedicar, siendo ésto la simulación biológica. Sabiendo eso, se puede decir que lo que conviene más es tener principalmente contenidos de control, y varios asuntos de matemáticas. Éstos los tiene ITS (entre otros), y en mayor profundidad los puede tener IMD, “sacrificando” los tópicos, que sí tendría en ITS, que me gustaría usar para la modalidad de investigación (la abrirán también en el Campus Ciudad de México). ITS tiene contenidos de telecomunicaciones que ya se alejan del enfoque que quiero, e IMD por el momento tiene contenidos de ingeniería clínica que realmente también se salen de mi enfoque. El plan de estudios IMD cambia el próximo año.

Entra el problema de que “uno no puede saber todo”, y querer poderlo parece ser una tendencia en mí.

El caso es que me propusieron escribir a estudiantes de posgrado en los programas de mi interés, para preguntarles a ellos (además de a las personas de admisiones y directivas, pero con énfasis a los estudiantes), basados en su experiencia, qué contenidos son los que recomendarían que tomara en mis estudios de pregrado.

El programa que más me llama la atención es el de Brain and Cognitive Sciences en el MIT, y afortunadamente tienen una lista con los datos de los alumnos. Así que hace dos días hice un script en Python usando regular expressions para obtener un archivo con los 102 nombres y mails escritos de una forma limpia para poderlos usar después con PHP en mi servidor para mandarles personalizadamente un mail preguntándoles. Ayer me puse a ver lo del PHP y en sí la carta que iba a mandar.

Durante el día de hoy estaré enviando los mails (no manualmente, pero el servidor tiene un límite de envío de 50 correos por hora), 30 por hora (porque no soy el único que utiliza sus funciones de correo).

Estaré dando seguimiento al asunto en Twitter con la hashtag #102mails.

Y pues a ver qué tal resulta 🙂

Reblog this post [with Zemanta]

Y en un instante te consagré.
Enmedio no hubo números irracionales.
Bastante discreto, digo yo,
Intenso,
Abrupto.

Domino mi vida, y a ti la dirijo.
Incierto es el futuro,
Incierta Tú y lo que haces,
Pero a mí, me regalas sentirlo:

Aumento metabólico (y sube la temperatura),
Pureza cognitiva (y mis neuronas te sintonizan),
Espíritu emprendedor (y un poco de cultura),
Escudo contra el caótico mundo (y por qué no, también antibacterial),
Una gran dosis de grandeza (y entonces soy uno con el todo),
Una infinita muestra de pequeñez (.)

Te valgo madres.
Sólo un pedazo de polvo de origen no humano,
Hundiéndose en el Océano Pacífico.

Un cristal de sal que aplastas porque puedes.
No sería tan malo si te pudiera sentir haciéndolo.
Pero,
Ni siquiera esa oportunidad.

El avance de la telemedicina:
Me cortas en trozos con un bisturí
Y ni siquiera estás presente para verme.

No te puedo.
No te vayas.
No me dejes.
Entiéndelo.
Siéntelo.

A pesar de que yo sea infinitesimal,

Caerás.

Ya van dos ocasiones en que sueño que me muero de la misma manera.

Más bien, que estoy por morir de la misma manera.

Voy en coche en una autopista, soy el copiloto.

En una curva cerrada, el vehículo sigue su camino tangencial.

Destruye la pequeña barda de contención.

Enfrente, una columna de aire de cientos de metros de profundidad.

Caemos, conociendo lo inminente.

Es una muerte que conviene porque sabes lo que pasa.

Además, el aire al caer no te molesta y entonces tienes tiempo de pensar.

Primero unas interjecciones.

Luego llamados a Dios. Pero qué ridículo, yo no creo en eso.

Finalmente, gritar repetidamente SOY FELIZ.


En la primera vez sobrevivíamos. En la segunda, al llegar al suelo desperté dentro del sueño.
No podemos imaginarnos desaparecer.